Últimos temas
» PRONOSTICOS POR MES ABRIL 2018, EL JUEGO DE LAS TRIPLES
Hoy a las 9:24 am por rojomeidy

» GRAN PREMIO CIUDAD DE BS AS G1
Hoy a las 9:14 am por rojomeidy

» HARAS NYCSI
Hoy a las 8:28 am por Wind

» Mi primera ilusion: Llamas de Acero
Hoy a las 8:24 am por Wind

» Volvió QUIERO SARDINA
Ayer a las 8:52 pm por la flor de mayo

» QUIERO SARDINA
Ayer a las 7:43 pm por MaravillaVonSouza

» ARGENTINOS EN USA
Ayer a las 10:35 am por Wind

» Carreras del dia
Ayer a las 8:01 am por avapla

» OTRA VEZ SOPA!!
Ayer a las 7:32 am por marcostoss


ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Ir abajo

ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Mensaje por avapla el Mar Jul 21, 2015 5:33 am

Como todos saben, ayer falleció don Adolfo Sánchez Caceda, el jockey peruano q fué piloto d Sobresalto, Charolais, Doretta y tantos otros buenos caballos.

Hace pocos meses, tuve el gran gusto d conversar un largo rato con él y el común amigo Mauro Vanzulli en el paddock d Palermo, charla durante la cual rememoramos sus triunfos, gozando d la buena disposición de él, para hablar fluidamente d sus recuerdos, anécdotas. etc.etc.

Otro grande q nos deja, pero q no olvidaremos fácilmente. Le tocó en suerte, correr d igual a igual en tiempos donde tallaban verdaderos ases d la fusta y vaya q se hizo notar x su condición de gran jockey.

Un tango q le dedicaron x entonces, decía ... "del Perú llegó una estrella, q mil finales alumbró" ...
Ahora, esa estrella es 1 + en el Cielo, junto a Legui, Cayeta, J.P., el Yacaré, el Pata y tantísimos +.
Constelación d estrellas.

QEPD, maestro ...

avapla
Champions

Cantidad de envíos : 1004
Fecha de inscripción : 30/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Mensaje por santorin el Mar Ago 11, 2015 12:58 pm

La historia de Adolfo Sánchez, un caso digno de película
20 Julio 2015 - by Perú Hípico


Leyenda: Adolfo Sánchez Cáceda tras ganar el GP Carlos Pellegrini con Charolais.
Foto captura de TV

Los libros dan cuenta de que la primera participación peruana en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini se dio en 1961, con la actuación de los jinetes Adolfo Sánchez (6º con el argentino Sobresalto), Juan Camoretti (15º con el argentino Motor) y del caballo Parsing (último).

No pasó mucho tiempo para que el éxito le sonriera al turf nacional. En 1964 se escribieron las primeras páginas de esta gran historia, mediante un jinete peruano que tuvo un destino realmente increíble e impredecible: Adolfo Sánchez Cáceda.
La presente es una investigación realizada por Perú Hípico donde se puede conocer en detalle el primer éxito logrado por un compatriota en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini, mucho antes de que lo hicieran Rolando Centeno, Luis Alzamora y Edwin Talaverano.
DE HÉROE A VILLANO
Como lo señalamos líneas arriba, la historia de Adolfo Sánchez Cáceda es, por lo menos, increíble. Se inició a finales de la década de 1950, cuando era estrella juvenil de la fusta en el Hipódromo de San Felipe ( Lima, césped).  Siendo aprendiz, y descargando dos kilos, ganó el Cotejo de Potrancas de 1958 montando a Perugia (hermana mayor del crack Perinox). A los pocos días se graduó de jockey profesional y en esa condición, una semana después, el 16 de noviembre, corrió a la mencionada potranca en el Derby Nacional.
Perugia, llegó segunda en la Cinta Azul, y a inicios de 1959, también con el promisor piloto, se llevó el Gran Premio Nacional. Robalca lo recuerda así en una crónica publicada en Perú Hípico en marzo del 2004: “Sánchez era buen jinete, con muy buena postura, con el rigor necesario para hacer correr a los caballos y además con un especial don de adecuarse a las carreras largas …”.
Sin embargo, cuenta el mismo Robalca, una mañana de marzo de 1959, una noticia remeció el ambiente hípico local. El diario La Prensa tituló a 8 columnas que el Directorio que presidía César A. del Río acordó quitarle la patente a él y a algunos otros jinetes a perpetuidad. ¿El motivo? Haber arreglado una carrera.
“Confieso que nunca le pregunté a Adolfo qué fue lo que lo llevó a hacer tamaño despropósito, o en todo caso quienes lo animaron, pero el hecho fue que cuando conversé justamente con Tito (Álvarez Calderón, Gerente General de San Felipe) para que me contara todo lo que había pasado porque las otras carreras arregladas no se conocían, no me quedó ninguna duda. Todo estaba absolutamente comprobado”, escribió Robalca. Sánchez Cáceda fue sancionado a perpetuidad, con la anulación de su patente de jockey tanto en Lima como en el resto de hipódromos del mundo. Un castigo ejemplar para un hecho reprochable y del que se comentó mucho en la prensa de ese entonces. Así, la figura de quien se perfilaba como un gran jockey desapareció de la noche a la mañana.
NUEVA OPORTUNIDAD
A inicios de 1961, el Jockey Club del Perú decidió darle a Sánchez una nueva oportunidad. Le devolvió la patente con la condición de que no corriera en ningún hipódromo nacional. Así, el jockey decidió emigrar a la Argentina, escenario donde ya había incursionado con buena aceptación Juan Camoretti.
“Juan De la Cruz, tenía un caballo de su propiedad que se llamaba Sobresalto y lo creía muy corredor, pero ese Sobresalto era un caballo que tenía severos problemas de manos –era muy delicado– y se quedó sin jinete en el Gran Premio Nacional cuando Leguisamo, quien era muy amigo de De La Cruz le dijo –con razón– que mejor no lo corriera. Leguisamo fue el jinete de Dorine”, comentó Robalca en esta crónica que escribió para Perú Hípico en el 2004.
El mismo Juan De la Cruz escribió esto sobre Sánchez en su libro El Turf y yo, que apareció a finales de 1979 en Buenos Aires: “En Palermo hablé con Sánchez Cáceda, quien recién había llegado del Perú y acababa de ganar una carrera, y quedó comprometido a correrlo. Usaría filete, aunque siempre al caballo lo habían corrido con freno. No faltaron algunos jockeys que le dijeron a Sánchez que no montara a ese caballo, porque corría el riesgo de matarse. …”.
Y siguió: “Pero Sánchez estaba muy entusiasmado. Imagínese. Recién llegado y ya correr el Nacional…Es cierto que era un caballo de poca chance, pero se trataba nada menos que de ese Premio. Cuando regresó del paseo le pregunté cómo lo había encontrado. –“A la ida se me caía, cuando lo puse al lado de otro se caía y no se caía”. - “Si usted quiere lo corre, sino lo retiramos ya mismo”. - “No, no. Yo lo corro” -contestó enfáticamente. - “Corajudo el peruano, sin duda un buen jockey. Bueno, cuando iba a montar para dirigirse a las cintas, le deslicé mi última reflexión: Usted va a correr al mejor caballo, pero también al que va en peores condiciones que todos…. Córralo en los primeros puestos que es guapo”, puso De la Cruz.
Corriendo a medio grupo, Sobresalto tuvo las fuerzas de cargar en la recta final para lograr una victoria estrecha, que lo encumbró como uno de los mejores productos de la generación, pese a que el Gran Premio Nacional de aquel 1961 no contó con la presencia de estrellas como Marista y Vinicius, que venían de definir el Gran Premio Jockey Club, y otros destacados.
“En la recta final Tumulto –el puntero– trató de poner distancia pero Sobresalto fue en su busca. Larga lucha sostuvieron ambos rivales a los largo de la recta y cuando Sobresalto obtuvo ventajas debió apelar a sus energías para contrarrestar el violento ataque que le llevara Dorine en los últimos metros, logrando imponerse por 1/2 cuerpo, quedando tercero, a 1/2 cabeza el puntero Tumulto”, se lee en la crónica sobre el Gran Premio Nacional que publicó el Anuario Turf y Elevage Sudamericanos.
Sánchez había pasado de ser “el recién llegado” a un jockey de categoría. Pero por encima de eso, fue uno de los principales exponentes de adecuarse al cambio de usar el freno por el filete en los hipódromos argentinos. Ya el chileno Eduardo Jara había empezado a caracterizarse por ello, pero fueron los peruanos Camoretti y Sánchez quienes también empezaron a sobresalir con este estilo.


Última edición por santorin el Mar Ago 11, 2015 1:14 pm, editado 2 veces
avatar
santorin
Triple Coronado

Cantidad de envíos : 9443
Fecha de inscripción : 16/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Mensaje por santorin el Mar Ago 11, 2015 1:11 pm

SU PRIMER PELLEGRINI
Mes y medio después de aquel Gran Premio Nacional, el turf argentino se alistaba para la disputa de una nueva edición del Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini. La carta nacional era, sin duda, Arturo A (ARG, Argur), ganador de cuatro internacionales.  En su silla estaría la destacada estrella de la fusta, Irineo Leguisamo. Ganó  Arturo A con 1 cuerpo de ventaja, segundo Pechazo, en tanto Sobresalto, con Sánchez, no hizo mala carrera, pues se ubicó sexto, a 7 1/2 cuerpos del ganador.
LA VICTORIA EN LA GRAN CARRERA
Pasaron los años y Sánchez se fue haciendo una figura importante en el circuito argentino, con presencia notoria en los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata. En 1964, Sánchez debía conducir al potrillo Charolais (ARG, Basajaun) en el GPI Carlos Pellegrini, que llegaba a la competencia precedido de una campaña destacada compuesta por tres victorias, dos placé y un tercero en seis presentaciones.
Charolais enfrentaba a las estrellas de la generación, encabezados por el triple coronado  Gobernado (ARG, Ever Ready),  montado por el peruano Juan Camoretti; Maanin, placé en la Polla de Potrillos, en el Jockey Club y tercero en el ‘Derby’; y Lady Silver, ganadora de la Polla de Potrancas.
Por el lado de los mayores, la figura de Niarkos era la más notoria. Ganó en 1964 el GPI José P. Ramírez y el Clásico Municipal, ambos en Uruguay, y luego los clásicos Vicente L. Casares, Chacabuco y General Puyerredón en Argentina. La figura femenina era la de Doretta (ARG, Aristophanes), una yegua del Ojo de Agua, que iba a montar Leguisamo, y que se había impuesto en el GPI 25 de Mayo.
Del exterior, la presencia no fue la más poderosa. Estaba el peruano Duque (Datour), que  había conquistado los clásicos Concejo Distrital de Santiago de Surco, Jockey Club del Perú,  Independencia, Augusto B. Leguía, Comercio, Almirante Grau y La Copa.
Uruguay llegaba con el potrillo Bagdad (ARG, Sideral), que si bien había nacido en Argentina, corrió con éxito en Uruguay,  ganador del ‘Derby’ charrúa. La carta entre los adultos era Snow Crow (ARG, Snow Cat), que también había nacido en Argentina. Éste se había convertido en una de las mejores cartas de su generación en 1963 y, con 4 años de edad, logró imponerse en el GP Sao Paulo, en Brasil. Mate Amargo, de Uruguay y Jauja, de Chile –cuarto en el GPI Hipódromo Chile– completaban el grupo de extranjeros.
Fue una carrera intensa, con Maanim sacando pequeña ventaja sobre Charolais y Gobernado en los primeros metros. Luego estaban Lady Silver y Luciano Diez. Pero cuando cruzaron la meta por primera vez, Charolais y Gobernado pasaron a comandar el grupo, superando a Maanin, Lady Silver, Luciano Diez, Niarkos y Jauja.
Girando el primer codo, Camoretti apura a Gobernado y pasa a tomar el comando. Luciano Diez queda segundo, delante de Charolais, con un Sánchez tranquilo y expectante. Luego Jauja, Maanim y Duque, cuyo jinete empezaba a apurar por fuera, en una maniobra que fue calificada de apresurada.
Sin variantes en la punta, la pelea se dio por los seguidores. Gobernado mantenía el paso a una milla de la meta y todo parecía indicar que podría ser un puntero peligroso. En tanto, Luciano Diez mantenía el segundo puesto, teniendo el acoso de Gobernado, Jauja y Berenjal, que se había sumado a la pelea. Maanim y Duque corrían, pegados, inmediatamente después.
La emotiva recta final la describe Turf y Elevage de esta forma: “Ya en la recta, Gobernado se mantuvo un trecho en la delantera, a pesar del asedio de Jauja, pero a menos de 500 metros de la llegada no pudo evitar que el empuje de Niarkos lo superara, ya que el descendiente de Again había descontado posiciones con rapidez, pasando a encabezar el lote y dejando la impresión de que podría inclinar el triunfo a su favor”.
Y sigue: “Restando 250 metros para la sentencia, Charolais inició una atropellada que contó con todos los atributos para que el éxito lo coronara, y cuando faltaban pocos metros para el disco, el descendiente de Basajaun dominó sin lucha a su enemigo y continuó su marcha en procura del mismo, el que cruzó con un cuerpo de ventaja sobre Niarkos, ante el delirante entusiasmo de sus partidarios”.
Había ganado Charolais, con Adolfo Sánchez, una de las ediciones más emocionantes de la historia. Gobernado, con Camoretti, no pasó del octavo puesto y Duque quedó undécimo, siendo el mejor extranjero ubicado de la contienda.
Así se gestó el primer triunfo de un peruano en la gran carrera sudamericana. Adolfo Sánchez lo había logrado mediante un potrillo que al final de la temporada fue elegido Caballo del Año en la hípica argentina. Y su jinete, consolidado como uno de los mejores en el turf trasandino.
LO QUE VINO DESPUÉS
La fama de Sánchez siguió creciendo. En Argentina se estaba produciendo el cambio de freno a filete y el maestro de aquel dominio era el peruano. Así, se labró un futuro promisor, dejando de lado aquella historia que había truncado su inicio. Sus progresos llegaron a tal extremo que la caballeriza Ojo de Agua lo contrató en 1965 para reemplazar al célebre Irineo Leguisamo como monta oficial.
El semanario Primera Plana lo anunció así: “Quienes parecen haberse decidido ampliamente por el uso del filete en las últimas semanas, son los propietarios de caballos. En uno de los desplazamientos más espectaculares que se recuerda, la tradicional caballeriza Ojo de Agua reemplazó al casi prócer Irineo Leguisamo por un extranjero: el peruano Adolfo Sánchez Cáceda, ganador de medio centenar de carreras en lo que va del año.”.
Sánchez, una vez retirado, fue llamado a enseñar en la Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club argentino desde 1980 y hasta finales de los 90, compartiendo roles con Orestes Consenza y Ramón Ciaffardini. Su alumno más destacado ha sido Horacio Karamanos.
Esta es la historia de un jinete que pudo reconocer un error, que supo aceptar un castigo, pero que no desaprovechó una segunda oportunidad. Adolfo Sánchez Cáceda, sin duda, representa al peruano que se abrió camino en base a su talento y ganas de triunfar y que, de alguna manera, sirvió como puente para la llegada de posteriores grandes talentos, como Rolando Centeno, Jacinto Herrera y Edwin Talaverano.

Fuente : PERÚ HÍPICO, 20,JULIO, 2015
avatar
santorin
Triple Coronado

Cantidad de envíos : 9443
Fecha de inscripción : 16/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Mensaje por santorin el Mar Ago 11, 2015 2:49 pm

Muy linda y detallada la crónica que nos ha brindado Perú Hípico, indudablemente no he de repetir lo ya narrado de manera brillante, sino agregar otros párrafos de la vida de película de Adolfo.

Agregare algo .........

ADOLFO SÁNCHEZ, del barrio de Lobatón .... hasta San Isidro y Palermo.  

1961 ADOLFO SÁNCHEZ CÁCEDA


aprendiz, 31'agosto'1958, San Felipe

Nacido hacía 1940 aprox., su infancia la desarrolló en la ciudad de Lima, Perú. El barrio de Lobatón, distrito de Lince, por las calles de Canevaro cuadra 5,  Zela la 19  y José Leal cuadra 5, fue testigo de aquella niñez de pobreza y una juventud enamoradiza, extraña historia la de Adolfo, en una zona de futbolistas,  fue el único del barrio que se dedicó a la difícil y peligrosa profesión de jinete de caballos de carreras. En aquél barrio salieron  futbolistas por decenas a jugar en primera división, algunos fueron seleccionados nacionales, el más rankeado Pedro Pablo “Perico” León,  celebre delantero centro, n. 1944 aprox.
En la  Década de 1950, factor importante en su vida, sería la ubicación de una agencia de apuestas del Jockey Club del Perú, ubicada en la esquina de Zela con Canevaro,  barrio también de quien escribe estas líneas, de ahí que lo recordemos con bastante nitidez al morocho de pelo ensortijado y que causaba furor entre las jóvenes femeninas del barrio. Dato adicional es que estábamos ubicados aproximadamente a 1 kilómetro de distancia del antiguo Hipódromo de San Felipe y es ahí donde aprende a montar caballos, y la apuesta de moda era La Polla, que consistía en acertar las 10 carreras de la reunión dominical.
Es preciso detallar, que la hípica peruana, estaba en auge, en diversos aspectos, una caballada donde predominaba la sangre argentina, con un padrillo Postín, que ganaba todos los Derbys, una pléyade de jockeys de primera línea, predominaba la afamada escuela chilena, los más renombrados pasaron por San Felipe, y luego de unos años en Perú emprendían viaje a Brasil principalmente,  por aquí pasaron por esa década entre otros el “negro” L.A.Díaz, Francisco “Pancho” Yrigoyen,  los hermanos Cruz, afincados luego en Venezuela, y muchos más, es de ahí que viendo y alternando con algunos de ellos, que el joven Adolfo Sánchez se nutre de esa escuela y logra ser un jockey de primer nivel internacional, por cierto que todos ellos eran fileteros, en Lima quedaron Antón Vásquez, José Atala, Augusto Soto, Carlos Farmer. El juego, dinero apostado, fue la época de oro del JCP, desde las clases aristocráticas, socios del JCP, las capas medias y populares , jugaban La Polla y la Dupleta, las tribunas todas colmadas, sábados y domingos.

Por ser del barrio, recuerdo que ya siendo aprendiz y corriendo en carreras públicas, corría  en festivales de Fiestas Patrias, 28 de julio,  organizadas por la Municipalidad de Lince, sobre pista de cemento, eran carreras de burros, una de ellas fue de 100 metros en el jirón Francisco  de Zela, calle de futbolistas.  En llegada de fotografía, ganaba todas.
Debuto en 1958, y ese mismo año se doctoro con 51 victorias, siendo 3º en la estadística, adelantado por los maestros Guillermo Silva y Antón Vásquez, ambos chilenos.

Luego de la suspensión de por vida, impuesta por el Jockey Club del Perú en 1959, Adolfo se mantuvo en actividad, aparte de los burros, siguió en actividad en hipódromos de segundo o tercer nivel, así lo vemos pasar por Santa Victoria (Chiclayo, Perú), Santa Cecilai, en Guayaquil, Ecuador y en el Hipódromo  de Techo (Bogotá, Colombia), hasta ser contratado por el Ojo de Agua, para reemplazar al legendario Irineo Leguísamo.  

Casado con una hija del célebre dramaturgo y poeta Ulyses Petit de Murat, Adolfo Sánchez asumió en 1981 la dirección de la Escuela de Aprendices del Hipódromo de San Isidro, la que dirigió por casi 20 años, para luego hacerse cargo de los caballos del Stud Cabo Alarcón.

En 1962, ya amnistiado por el JCP , eso fue en 1961, luego de sus triunfos con Sobresalto, reaparece en Monterrico, y es ovacionado por la afición limeña, como un triunfador, su reaparición es exitosa , entra 2º  con un outsider: Sarraceno, en el Derby Nacional.

Lo demás ya es conocido.

Muere un 20 de julio del 2015
ADIOS ADOLFO ( Q.E.P.D.)


Última edición por santorin el Jue Ago 13, 2015 5:12 pm, editado 1 vez
avatar
santorin
Triple Coronado

Cantidad de envíos : 9443
Fecha de inscripción : 16/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Mensaje por avapla el Jue Ago 13, 2015 10:56 am

Gracias sr. Santorín, x su aporte al post del buenazo d Adolfo Sánchez Cáceda q inicié con motivo d su reciente fallecimiento y q, al igual q el d don Luis Ferro y el del Picarón Pezoa, no tuvieron ninguna recordación más.
Slds


avapla
Champions

Cantidad de envíos : 1004
Fecha de inscripción : 30/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: ADOLFO SANCHEZ CACEDA

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.